AEPF - AEPF

Uno de los objetivos de la asociación es ayudar a las personas a decidir correctamente sobre su economía familiar, a sentirse mejor, a tener calidad de vida… lo hacemos con mucha pasión. Nuestro punto fuerte es nuestra experiencia en el campo de la educación y la planificación financiera, como herramientas para ayudar a los ciudadanos en sus finanzas personales… que simplemente es: como llegar a fin de mes sin sentirnos asfixiados, como poder vivir una jubilación feliz y digna, como pagar los estudios de los hijos sin agobiarnos o cómo afrontar gastos imprevistos, etc. etc.


La Educación Financiera se ocupa de la vida de las personas, de las diferentes fases que vivimos, cada fase tiene sus necesidades, problemas y deseos.


Es necesario que la persona identifique su fase, donde está: el presente y ser conscientes del futuro de las sucesivas fases por la cuales tendrá que pasar.


De hecho, con demasiada frecuencia, nos centramos en el presente y en el fluir de los acontecimientos: y ocuparse de los eventos sólo cuando ocurren no es, al menos desde un punto de vista económico, sensato, correcto y sano, ni para el individuo ni para la comunidad.


Y hay eventos de la vida que sabemos que van a pasar, si tengo hijos sé que tendré que pagar su formación, sé que un día llegará el momento de la jubilación, si tengo un coche sé que antes o después tendré que cambiarlo, entonces ¿porque no planificamos estos eventos con antelación??


Es importante dar estabilidad a nuestra situación económica, planificando. La planificación trae consigo los conceptos de “anticipación y programación“, anticipar los eventos que van a ocurrir y planificarlos.


Hay estudios que afirman que las personas que planifican acumulan más del doble de la cantidad de riqueza de los no planificadores, son menos dependientes del estado, tienen un nivel de vida más alto.


¿Merece la pena aprender a planificar?

¿Que ha cambiado, que está cambiando?
¿Qué significa “nuevo” ciclo de vida?

En el pasado, el ciclo vital era más sencillo de interpretar que en la actualidad, era lineal: una vez terminados los estudios, se empezaba a trabajar inmediatamente, uno se casaba, tenía hijos y esperaba poco a poco la jubilación. Los eventos de la vida estaban bien acompasados, tenían un ritmo.

Hoy las cosas han cambiado, los datos institucionales nos dicen que el primer empleo rara vez coincide con el final de los estudios, la autonomía económica se alcanza muy tarde, de media a los 32 años para las mujeres y a los 35 para los hombres, se es madre a los 32 años y nos jubilamos incluso después de los 70…

En la actualidad no es dicho que empecemos un trabajo y nos jubilamos en el mismo; aumentan las separaciones con la posibilidad de volver a vivir a casa con los padres; todo empieza otra vez, se forma otra familia, nueva casa… se pierde la linealidad de los eventos.


El ciclo de vida está cambiando, los eventos de la vida han cambiado… ¿y nosotros que podemos hacer? ¿Seguimos haciendo lo mismo que hacían nuestros padres o tenemos que organizarnos de forma diferente?

La planificación financiera es una herramienta que ayuda a afrontar el nuevo ciclo de vida, esta nueva situación que además se ha hecho muy patente con este último evento que estamos sufriendo (COVID). Esto también nos ha permitido pararnos un momento, reflexionar ante una situación como esta, ¿Estoy organizado? ¿Mi familia está organizada? ¿Cómo queremos afrontar el futuro una situación como esta o parecida a esta? Nos tendremos que hacer frente a imprevistos como este, que hoy en día desconocemos pero que es importante estar preparados.


A través de la AEPF todos los ciudadanos pueden acceder a la planificación financiera.


Pero ¿qué es la planificación financiera? ¿es para mi? Todo el mundo debería hacer planificación financiera.


La planificación financiera es un proceso que permite alcanzar los objetivos vitales en todo el ciclo de vida, optimizar los recursos disponibles (capital y ahorro futuro) y fijar las estrategias para alcanzarlos.


En las siguientes diapositivas entraremos un poco más en profundidad en


    1. Los objetivos vitales
    2. Los recursos para alcanzarlos
    3. Las estrategias a realizar.

En la parte final veremos cómo se hace esto con un caso real.

Los objetivos vitales, ¿Qué es un objetivo? ¿por qué es importante tener objetivos ?


REFLEXIÓN SOBRE EL TENER O NO TENER OBJETIVOS EN LA VIDA


Si quieres tener éxito, tienes que fijarte objetivos. Establecer objetivos te da un punto de referencia para determinar si realmente estás consiguiendo resultados.


Piénsalo: tener un millón en el banco es sólo un aspecto de tener éxito si uno de tus objetivos es acumular riqueza. Si tu objetivo es practicar actos de caridad, quedarte con el dinero para ti es contrario a lo que definirías como éxito.


Para lograr los objetivos, tienes que saber cómo fijarlos. No puedes decir simplemente “quiero” y esperar que ocurra.


La mayoría de la gente no sabe a dónde quiere ir. No tienen objetivos. Muchos creen que lo tienen, pero en realidad no lo tienen.


Durante un seminario, el ponente preguntó a los presentes cuáles eran sus objetivos. Una persona se levantó y dijo que su objetivo era hacerse rico. El orador le entregó un dólar. “¿Contento?”, preguntó con una sonrisa. Los objetivos deben ser claros y medibles. Por ejemplo, quiero llegar a pesar setenta y un kilos. Quiero salir con mi familia una vez a la semana. Quiero ganar tres mil euros al mes. Quiero hacerme una revisión cada abril. Y así sucesivamente.


Hace muchos años, la Universidad de Harvard realizó una encuesta entre sus estudiantes para ver cuántos tenían objetivos. Sólo el tres por ciento tenía objetivos. El 97% no tenía ninguno. Treinta años más tarde, se les volvió a encuestar para ver qué había sido de ellos. Pues bien, en términos económicos, el tres por ciento con objetivos había conseguido tanto como todo el noventa y siete por ciento que no tenía objetivos.


Planificamos nuestras vacaciones mejor de lo que planificamos nuestras vidas. La vida, en cambio, la dejamos al azar. A las coordenadas que no hemos introducido en el GPS. Así que, en algún momento, empezamos a decir que la vida es injusta. Pero somos nosotros los que somos injustos con la vida. Y a nosotros mismos. Planificamos nuestros viajes hasta el último detalle. La agencia de viajes con la que reservar, la compañía aérea con la que volar, el hotel en el que alojarse, los puntos de interés que visitar. La vida, en cambio, la dejamos como una cama sin hacer, cuya visión nos llena de descontento cada mañana. Pero ni siquiera pensamos en volver a hacerlo. De la misma manera nos resentimos con la vida porque no se pone en orden por si misma.


Los líderes siempre han tenido objetivos. Objetivos de liderazgo. Querían cambiar el mundo. Sabían exactamente a dónde querían llevarlo. Y lo consiguieron. Todo lo que tenían que hacer era establecer unas coordenadas. Y trabajar duro. Y lo hicieron. Sus sueños eran tan vívidos en sus mentes y almas que los alcanzaron mucho antes de que los demás se dieran cuenta. Gandhi, Mandela, Edison, Martin Luther King, Kennedy, Disney, Jobs.


Sus sueños eran su brújula. Eran su vida. Habrían preferido morir antes que renunciar a sus sueños.


Una vez le preguntaron a Helen Keller cómo era la vida de una persona ciega. “Hay algo mucho peor que ser ciego”, respondió ella. “No tener sueños”.


Nota: Para esta infografía hemos utilizado los PRECIOS MEDIOS de una selección de guarderías, colegios y universidades. Las cantidades varían mucho en función de la elección de centro que se haga. Estos precios no incluyen el coste del transporte, el comedor, el material escolar o las actividades extraescolares.


* Sin el coste de los aviones.


** Sin el coste de los aviones ni de la estancia.


¿Qué objetivos se suelen tener en los primeros 18 años de vida? El más importante de todos es la formación, mas concretamente en la Universidad. Muchas familias y personas que contactan con AEPF, desconocen cuánto puede ser el desembolso futuro para la universidad o estudios en el extranjero. Es un hecho que se puede y se debe planificar.

En la siguiente fase estarían los que empiezan a trabajar, personas que se encuentran entre los 18 y lo 30 años. Lo primero en lo que se piensa es en la compra de una vivienda, y lo primero que habría que tener claro es ¿qué presupuesto necesito?


La cuota mensual es lo primero que se visualiza pero tal vez eso no sea lo determinante, lo determinante es la cantidad de desembolso inicial o de entrada. Hecho que por supuesto se puede planificar.

¿Cuáles son los objetivos vitales que yo tengo que tener en cuenta de 30-50 años?


¿Qué cosas son las que me afectan? El paro, las separaciones etc.


Una parte importante de personas que se ponen en contacto con AEPF para realizar su plan financiero personal, son mujeres entre 30 y 50 años que tienen que tomar las riendas de su vida debido a una separación.


Este periodo es un periodo muy importante de generar ahorro. ¿Cómo genero ahorros? ¿Adquiero conocimientos y lo hago yo? ¿o delego? ¿Lo dejo en el banco sin más?


Primer gráfico: Los 50 un momento complejo. «demasiado joven para jubilarme y demasiado mayor para encontrar trabajo»


¿que significa perder el trabajo a los 50? Según los datos de eurostat solo el 45% de los españoles de entre 50 y 65 años tienen empleo.


¿Qué significa quedarse sin trabajo a esa edad? ¿hay alguién en la sala que lo haya sufrido?, porque esas personas se encuentran en una situación en que son demasiado viejos para trabajar y demasiado jovenes para jubilarse.


¿cuantas personas deciden hacer un ahorro desde joven para tener una seguridad económica a los 50? ¿tiene sentido hacerlo? La estadistica dice que si.


Segundo gráfico: La felicidad de la Unión Europea satisfacción promedio de vida a cada edad en una escala de 1 a 4, ajustada por factores demográficos


Los hijos ya no necesitan de nosotros.


Los padres se han hecho mayores y tenemos que ocuparnos de ellos


Desde la Comisión de Control del Fondo de Pensiones de ENCE nos han trasladado su preocupación sobre la forma de rescatar el plan de pensiones a la jubilación.

Este es un tema importante, porque dependiendo de como se rescate el importe varía de forma sustancial debido a su fiscalidad.


Conocer la fiscalidad de los planes de pensiones ayuda a la hora de decidir como rescatarlo, y en caso de duda mejor asesorarse con un educador financiero.


Desde la AEPF recomendamos que se planifique la jubilación durante la vida laboral y que se revise en el momento de jubilarse para optimizar el uso del capital acumulado.


Un ejemplo: Si una vez jubilado vamos consumiendo el ahorro que tengamos en otros productos financieros y dejamos el plan de pensiones para el final, puede pasar que no tribute nada y además deje un legado a los hijos que esté exento de tributación en el impuesto sobre sucesiones.

La última fase, prima la salud y hay que tener especial atención al riesgo de longevidad, es decir, si los recursos que yo tengo a disposición serán suficientes o no.


Necesito recursos.

2. RECURSOS:


¿con qué cuento? ¿Qué recursos tengo para vivir la vida quiero vivir? ¿cómo me interesa utilizar los recursos que genero? ¿cuándo lo decido? ¿ya o espero al mes que viene?


Cuando hablamos de recursos, hablamos del dinero del que disponemos hoy y eso se visualiza en el balance familiar, el dinero que entra todos los meses, todos los años y que tengo que decidir qué hago con él.

Unas herramientas muy útiles para saber cuando tomar decisiones en cuanto a la cantidad de recursos que destino al presente o al futuro, son la cuenta de resultados y sobretodo el presupuesto familiar.

¿En cual grupo estoy yo, en el a) o en b)?

a) Consumo compulsivo : Ingresos – gasto = ahorro (futuro) : lo que me sobra lo ahorro, tendencia al consumo compulsivo.

b) Comportamiento virtuoso: ingreso – ahorro = consumo (presente) tendencia al consumo responsable.

3. LA ESTRATEGIA

¿cómo los gestiono? ¿cómo gestiono los recursos que voy generando?

¿es importante tener una estrategia?

¿es importante tener conocimientos o delego y cierro los ojos?

En AEPF disponemos de una serie de recursos muy importantes en el ámbito de la educación financiera, para ayudar a las personas a adquirir los conocimientos y hábitos de cómo gestionar sus finanzas personales.

Las estrategias como se puede apreciar en esta diapositiva, siguen un proceso.

Dichas estrategias empiezan por un orden o secuencia correcta de actuación, y aquí uno se tiene que plantear que tiene que saber y dónde puede delegar en un profesional.

EL PROCESO

Para que una planificación financiera produzca resultados se necesita tiempo, y casi siempre la ayuda de un educador financiero. En la AEPF el proceso tiene dos fases:

Fase 1: solicitar el acceso a los videos y realizar la tutoría con el educador financiero asignado o seleccionado por el usuario y después realizar el plan financiero personal.

El programa de educación financiera es de acceso gratuito y la tutoría y realización del plan financiero personal no tiene compromiso, es al final, a la entrega cuando el usuario decide si se lo queda o renuncia sin tener que pagar nada.

El precio de esta fase, para el usuario que quiere seguir adelante es de 200€ + iva.

Pase 2: es una fase fundamental, porque es la puesta en marcha y el seguimiento del plan. Esta parte, para el usuario que decide contratarla cuesta 200€ + iva, y se puede pagar al inicio o en en 4 cuotas trimestrales.

El proceso de planificación financiera personal con la herramienta del educador financiero:

1.- Recogida de datos del núcleo familia (requisito indispensable haber firmado el documento de prestación de servicios)
2.- Proyectarnos en el futuro. En el periodo laboral y sobretodo en el periodo de jubilación.
3.- Recoger los objetivos vitales. Importante establecer un horizonte temporal y prioridad.
4.- El objetivo de los estudios de los hijos (ejemplo). La herramienta dispone de una base de datos donde se puede visualizar cuales son la cantidad de recursos estándar por el INE para establecer unos términos orientativos.
5.- Los recursos disponibles. Hacemos el balance y el presupuesto.
6.- La estrategia. Optimizamos los recursos en función de las prioridades.
7.- Fijamos la hoja de ruta para implementar el plan y hacer el seguimiento (al menos un año)
8.- El informe. El documento que recoge el plan financiero personal.

El proceso para convertirse en Educador Financiero sigue un método reglado bajo la norma UNI 11.402:2011 con un examen práctico y teórico de conocimientos y competencias para la educación financiera de calidad.

La AEPF cuenta con una herramienta que localiza al educador más cerca del ciudadano geográfica y sectorialmente. Es la forma de poder contar con un servicio cercano, de confianza y en todo momento auditado y supervisado por la AEPF.

En el párrafo 10 del Objetivo de Desarrollo Sostenible 8 se afirma que es necesario “Fortalecer la capacidad de las instituciones financieras internas para fomentar y aumentar la utilización de los servicios bancarios, de seguros y financieros para todos”: esto abre una cuestión muy importante, la necesidad de desarrollar una educación financiera fiable, y para ello es preciso reforzar la colaboración entre el análisis de las necesidades y las soluciones. Las ciudades, las asociaciones y en particular las empresas deben contribuir a este virtuoso diseño para apoyar a los trabajadores en dificultades, pero también para hacer más eficiente la empresa. Si las personas están libres de problemas, son más serenas y creativas, trabajan mejor, el clima de la empresa mejora, los accidentes de trabajo se reducen, el absentismo se reduce, todo el mundo se beneficia.

La educación financiera es un servicio esencial porque refuerza la conciencia a lo largo del tiempo, aumenta la capacidad de tomar decisiones, fortalece los proyectos futuros y, por lo tanto, crea desarrollo y progreso para toda la sociedad. Sin una buena educación financiera nos arriesgamos a cometer el imperdonable error de desperdiciar una crisis.

Existen dos grupos de personas las que dejan fluir los eventos de la vida de forma pasiva y los que toman la acción. Desde AEPF nos gustaría que sacaseis provecho de esta sesión y tomar acción en vuestras finanzas personales.

PREGUNTAS:

¿Qué le dirías a la gente que no es capaz de ahorrar?

Lo primero decir que la planificación financiera debería tenerla todo el mundo, es decir, así como no nos planteamos hacernos una casa sin planos por muy pequeña que sea, no deberíamos iniciar un proyecto de vida sin realizar un plan financiero personal. Esto es lo que desde AEPF queremos llevar a las familias españolas, que todo el mundo pueda hacerse su plan financiero personal por muy pequeño o complejo que sea. Hay multitud de problemáticas. Hay que trabajar en los recursos, es decir, si tengo pocos ingresos un trabajo que se hace desde AEPF es un presupuesto y un seguimiento de acuerdo a la norma técnica que deja resultados verdaderamente impresionantes.

¿En caso de tener ahorrado algo y querer dar un paso hacia la inversión, como empiezo?

Existen dos opciones, una es delegar en el banco y que él decida que hacer con vuestros ahorros o tomar acción. La acción comienza por los conocimientos. Desde AEPF ponemos a disposición un material de Educación Financiera con un lenguaje claro al alcance de todo el mundo. Posteriormente como ya hemos comentado, otorgamos la posibilidad de poneros en contacto directo con la figura del educador financiero que os ayude a manejar esos ahorros de acuerdo a la norma técnica y para alcanzar vuestros objetivos vitales.