Asociación de Educadores y Planificadores Financieros

¿POR QUÉ HACE FALTA EDUCACIÓN FINANCIERA?

Nuestros abuelos y nuestros padres han trabajado de media desde los 23 hasta los 63 años. El trabajo se caracterizaba por ser estable y seguro por lo que las familias hacían planes hasta la jubilación.

La esperanza de vida para esta generación es de 79 años, y con ellos el Estado del Bienestar está cumpliendo sus compromisos.

Hoy la situación laboral es muy distinta, y queremos llegar a la jubilación con un patrimonio financiero, porque la cobertura de la Seguridad Social cada vez se va reduciendo más, sobre todo en lo que a las pensiones se refiere. Colectivos como los autónomos o las mujeres buscan organizarse mejor para mantener el poder adquisitivo en momentos de dificultad o la independencia financiera en caso de crisis familiar.

En esta situación, las preguntas que se hacen los ciudadanos son sobre su futuro, su calidad de vida, su bienestar, y la educación financiera de calidad ofrece respuestas.

Desde la AEPF buscamos aportar Profesionalidad, Transparencia y Metodología

La educación y planificación financiera va más allá, la planificación financiera tiene dos pilares básicos:

  1. Identificar los objetivos vitales
  2. Optimizar los recursos económicos personales o familiares para lograr alcanzar estos objetivos.

Una correcta planificación ha de estar basada en la educación. La educación financiera ayuda a cambiar hábitos, a mejorar, a conocerse a uno mismo y a saber identificar las necesidades y los objetivos vitales, al mismo tiempo  que ayuda a buscar al profesional cualificado que le pueda ayudar.